Idioma

Moneda

Alquiler de villa con piscina

Cuando se está de vacaciones, pasar momentos relajantes en una piscina es todo un privilegio. Nos hace desconectar por completo de las preocupaciones diarias. En una villa de lujo, esta felicidad está asegurada.

¿Por qué alquilar una villa con piscina?

Alquilar una villa o un chalet con piscina para disfrutar de las vacaciones es todo un privilegio. Esta opción ofrece la oportunidad de disfrutar de agradables baños a lo largo de todo el día. Esto es algo que se agradece, sobre todo en aquellos días soleados en los que refrescarnos se convierte en una necesidad. En destinos como Francia, España, Grecia, Marruecos, Mauricio y Yucatán, entre otros, contar con una piscina que nos permita combatir las altas temperaturas, es todo un acierto.
Y si lo que pretende es broncearse y disfrutar de los ratos libres en una tumbona, también puede hacerlo alrededor de la piscina. ¡Comparta unas vacaciones inolvidables con familiares o amigos en la piscina!

 

Piscinas de todos los estilos

El encanto único de cada villa o chalet que ofrecemos se ve realzado por el diseño y la decoración de la piscina. Entre las muchas villas disponibles para alquilar, podrá elegir el estilo que más le convenza.
Algunas piscinas se adaptan al paisaje natural. En aquellas villas situadas en un terreno montañoso como, por ejemplo, Bali, las Cícladas, Ciudad del Cabo, Portugal o Córcega, la piscina de borde infinito permite disfrutar de unas impresionantes vistas del paisaje.
La ausencia de un borde en uno o más lados de la piscina proporciona una pequeña sensación de vértigo que hace que cada baño se convierta en un momento mágico. La piscina es una extensión arquitectónica de la villa y ponemos a su disposición diferentes estilos para que elija el que más se ajuste a sus gustos.

Alquiler de villas con piscina