Idioma

Moneda

Buscar
1 Viajero
Adultos
Niños
Bebés
Contáctenos

Alquilar una villa de lujo en Lacio

Lacio, cuna de la civilización occidental

Lacio es una región situada en el centro de Italia y donde se encuentra la ciudad de Roma, capital del mismo país. Es en este territorio milenario donde residió la tribu de los latinos, antepasados de la cultura latina y las lenguas romances que conocemos hoy en día. Por lo tanto, Lacio es la cuna de la civilización occidental, pero más allá de este título, esta región también es conocida por sus lagos sublimes, sus verdes colinas y sus montañas. Además de la ciudad de Roma, también podrá visitar los numerosos baños termales durante su estancia, que se encuentran cerca de su villa. No debe perderse Tívoli y sus espléndidas fuentes.

Filtrar

Lacio

  1. Norte de Lazio
  2. Sur de Lazio
  3. Roma

Número de habitaciones

  1. 3+
  2. 4+
  3. 5+
  4. 6+

Servicios e instalaciones

  1. Piscina
  2. Con niños
  3. Piscina climatizada
  4. Personal doméstico
  5. Jacuzzi
  6. Spa
  7. Gimnasio
4 Villa Casas
3 Habitaciones - 3 Baños - 8 maxLacio - Norte de Lazio
3303300006813
5 Habitaciones - 6 Baños - 10 maxLacio - Sur de Lazio
20020000013115
5 Habitaciones - 4 Baños - 12 maxLacio - Norte de Lazio
2002000008455
6 Habitaciones - 6 Baños - 14 maxLacio - Roma
16016000006

Con estos criterios de selección, desgraciadamente no tenemos casa a proponerle.
Dejenos ayudarle !

Envíenos una demanda y le enviaremos varias propuestas rápidamente.

Descubra el encanto de la región de Lacio

Una estancia en la región de Lacio es la promesa de pasar momentos inolvidables en el corazón de la Italia más tradicional. Aquí encontrará una mezcla de cultura y paisajes naturales, pero también la elegancia típica de Italia central. Una casa de lujo con una piscina, jacuzzi o personal doméstico. Villanovo le ofrece todos los servicios que satisfacerán todas sus necesidades para que su estancia sea lo más placentera posible. Algunas de nuestras villas incluso cuentan con un spa privado donde podrá relajarse y dejar de lado las preocupaciones de la vida cotidiana.